EMBARAZO Y POST-PARTO

  • Pero no es un adiós definitivo es un "¡¡Hasta dentro de unos meses!!"

    Correr ya no forma parte de mi rutina deportiva diaria. No es que vaya algo mal. La peque está genial y va todo fenomenal. La barriga sigue creciendo y con ella vas notando que tienes que ir cambiando rutinas porque te cuesta hacerlas o te provocan molestias. Yo celebré mi semana 22 corriendo unos kilómetros por uno de mis caminos favoritos de Torrelodones. Pero a diferencia de las otras veces, no iba tan cómoda y a los pocos minutos empecé a notar molestias. Al ver que no disminuían, me puse a caminar. De verdad, nunca me dejarán de fascinar las reacciones del cuerpo humano. En cuanto comencé a caminar, las molestias pararon. Como soy muy cabezota y vi que ya no tenía molestias, decidí reanudar la carrera y a los pocos metros, las molestias volvieron a aparecer. Así que tocó volver a caminar y terminar los kilómetros andando y disfrutando de una manera más relajada de las vistas y el paisaje. Es todo parte de la evolución del embarazo. La barriga pesa más, la peque también y el útero se resiente.

    Siempre he dicho que saber escuchar nuestro cuerpo es fundamental y, estando embarazada aún más. Así que "si molesta, se deja"

    Ahora toca reajustar mi rutina de actividad física diaria. La divido en las siguientes actividades:

    1. Caminar. Estoy aprovechando para conocer las diferentes rutas que tengo donde vivo y, la verdad, estoy descubriendo sitios maravillosos. Además de lo bien que me sienta.   

    2. Ejercicios prenatales. Para seguir fortaleciendo el suelo pélvico y preparar mis músculos para el parto. 

    3. Estiramientos. Estirar siempre es bueno, pero desde que estoy embarazada aún más. ¡Qué bien me sienta! Sobre todo, los estiramientos a nivel de abdomen. A medida que vuestro peque crece, todo se comprime más porque hay menos espacio, por ello es muy importante estirar. Además, viene muy bien estirar el suelo pélvico, el piramidal, los glúteos, la zona lumbar y los brazos. Todo ello te ayuda mucho a aliviar las molestias del embarazo y te ayuda a sentirte un poco más ligera.

    Algún día he hecho elíptica; aunque con el buen tiempo que tenemos, estoy optando más por las opciones al aire libre, ya tendré tiempo a meterme en un gimnasio. Os voy a ser sincera, el gimnasio nunca me ha gustado mucho, así que mientras pueda evitarlo y me siga apañando con mi rutina en casita, por allí me verán sólo cuando haga muy mal tiempo.

    No sé si a vosotras os ha pasado lo mismo alguna vez o a vuestras mujeres cuando estaban embarazadas; pero cada semana noto que hay algo nuevo que hace falta reajustar. Ahora sí que mi barriga está  creciendo a pasos agigantados y ¡cómo se nota! Y como me han dicho, en las semanas que viene es cuando más va crecer. Dentro de nada, atarme las zapatillas va a ser todo un reto.

Patrocinadores Victory Endurance

alessandraaguilar.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×