CONSEJOS

  • EL PODER DE LA MENTE

    "Busca dentro de ti mismo, en tu cabeza; y allí lo encontrarás" Solón

    Los que me conocéis, sabéis que siempre he creído que trabajar tu mente es tan importante como trabajar tu cuerpo. A la hora de enfrentarnos a nuestros retos, tu fortaleza metal es clave, porque cuando el cuerpo no va, será tu mente la que te llevará a cruzar la meta. Por eso, al igual que entrenas tu cuerpo, tienes que entrenar tu mente.

    En todos mis años como deportista de alto nivel, he podido comprobar cómo a medida que mejoraba mi trabajo mental, mejor eran los resultados. A lo largo de los años fue desarrollando mis propias estrategias. Gracias a ellas, he podido superar muros, pereza, lesiones, baches y, también, manejar las emociones fuertes y bonitas que puedes vivir compitiendo. Porque no os equivoquéis, no sólo hay que saber superar los baches, también hay que saber manejar las emociones de euforia y alegría mientras estás compitiendo, ya que pueden hacer que pierdas mucha energía.

    ¿Cómo entrenar tu mente? Pues al igual que entrenar tu cuerpo, la entrenas en tu día a día y en tus entrenamientos. Cada uno tiene que buscar su propia estrategia. Puede ser una frase, una imagen, una canción, un recuerdo, etc. Algo que te estimula y hace que tu mente se evada de los pensamientos negativos y, lo que es más importante, los convierta en pensamientos positivos. Será esa energía positiva la que te ayude a cruzar la meta, terminar un entrenamiento, superar una lesión... 

    Pero no sólo hay que trabajar como superar los obstáculos, también hay que trabajar la concentración en uno mismo. La capacidad de abstraerte de lo que hay a tu alrededor para así poder centrar toda tu energía y fuerza en uno mismo. Seguro que muchos habréis vivido alguna competición en la que ibas más pendiente de todo lo que pasaba a tu alrededor. Y, creo que no me equivoco, si afirmo que el resultado final al cruzar la meta, no fue el deseado. 

    Mientras estoy escribiendo esto, me estoy acordando de muchos momentos en los que esa concentración y fortaleza mental han sido claves. Como en los JJOO de Londres 2012. Caía un auténtico aguacero en la salida de la maratón. Yo pensaba que en el circuito apenas iba a haber gente animando y, cuál fue mi sorpresa, cuando vi que, a pesar del chaparrón, durante toda la maratón, eran filas y filas de gente gritándonos. Recuerdo que la piel se me puso de gallina y las lágrimas de emoción se asomaban a mis ojos. En ese momento supe que tenía que concentrarme de nuevo, que no podía dejarme llevar por la emoción, ya que mermaría mis fuerzas. Y, así lo hice. Eso no quiere decir que no disfrutase de la carrera, que lo hice y mucho, pero al conseguir mantener la emoción a raya, pude cruzar la meta súper feliz con mi resultado final. Pero también tengo recuerdos de cómo me sobrepuse a momentos malos. Me remito a los JJOO de 2008 en Pekín. ¡Qué mal lo pasé! El cuerpo no iba desde el principio y sufrí como nunca en mi vida. Era mi segunda maratón y no sabía si iba a poder cruzar la meta. Me acuerdo de cómo me caían las lágrimas mientras corría y de cómo me tuve que recomponer para que dejasen de caer, para no perder más energía y poder entrar en el estadio olímpico y cruzar la meta. 

    Y otro aspecto importante que hay que trabajar es la visualización de la competición y del objetivo que quieres conseguir. Visualiza tu carrera, tu rimo, los obstáculos que pueden aparecerte en el camino, las estrategias para superarlos ... Todo ello te ayudará y te dará muchísima confianza. 

    Recordar, el 50% es el cuerpo y el otro 50% es tu mente. Si los has entrenado todo bien, te pondrás en la línea de salida con confianza y con una gran sonrisa porque sabes que estás preparado y, que pase lo que pase, podrás pelear por conseguir tu objetivo.

Patrocinadores Victory Endurance

alessandraaguilar.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×