CONSEJOS

  • "Tus hijos seguirán tus ejemplos, no tus consejos"

    Somos muchos los que combinamos práctica deportiva, trabajo y familia, sacando tiempo de las horas de sueño, comida, etc., para poder atender todos nuestros ámbitos de la vida.

    Considero que compartir la práctica deportiva con nuestra familia, hace que sea una práctica mucho más gratificante y bonita. No debemos olvidar que somos el espejo en el que ellos se ven reflejados, por lo que la mejor manera de que hagan deporte, es compartir esta preciosa faceta de tu vida con ellos. Ellos pasan a compartir también tus objetivos y te acompañaran a lo largo del camino. A través del deporte y la disciplina que conlleva, transmites valores de vida sana, trabajo, lucha, esfuerzo, superación, te da una estructura. Transmites el amor por la naturaleza, conoces gente nueva, viajas, conoces nuevas culturas, etc; todas ellas experiencias súper enriquecedoras que se vuelven mucho más gratificantes cuando las puedes compartir con la gente que quieres.

    Imaginaros yendo a entrenar con toda la familia, seguro que muchos pensáis, ¡qué locura! Y yo os digo ¿por qué? A los niños les encanta ser partícipes del mundo de sus padres y ayudarles a hacer cosas de adultos. Os pueden acompañar con la bici durante vuestros rodajes o en determinadas partes de vuestro circuito; daros los avituallamientos en la recuperación de las series; rodar con vosotros, aunque sean unos metros, ayudaros a estirar, a preparar las cosas para los entrenos, cantarte los tiempos, etc. Cualquier aspecto de tu rutina de entrenamiento es bueno para hacerles partícipes. Ariadna aún es muy pequeña para acompañarme en bici, pero me encanta hacer mis estiramientos y ejercicios de fortalecimiento con ella a mi lado. A ella le encanta ver lo que hago y ya hay ejercicios que le gusta imitar. ¡Es tan maravilloso! 

     

    Lo importante es que ellos se sientan importantes y que todos disfrutéis con ello, haciendo que un entreno se vuelva menos duro gracias a haberlo compartido con tu familia. Imaginaros entrenando y a tu familia animándote durante el entreno, ¿a qué da fuerzas? O un día que vas cansado y te cuesta rodar y en la bici te acompaña tu pareja o en partes del recorrido sabes que van a estar tus hijos para hacer un trocito contigo, ¿a qué se hace más llevadero? O ir a una competición y saber que te van a estar animando y que vas a verlos nada más cruzar la meta. ¡Estaréis conmigo en que nuestros peques nos dan alas! Está claro que habrá días que no les apetezca acompañaros o que por condiciones climatológicas no sea adecuado; pero mi consejo es, que si aún no lo habéis hecho, lo intentéis. 

    Yo tuve la fortuna de que mis padres quisieran que compartiéramos con ellos su amor por el atletismo y, gracias a ello, tanto mi hermano como yo, nos enamoramos de este deporte. Ellos son parte de los éxitos que consigo y, sin ellos, no hubiera sido posible. No sé lo que querrá hacer Ariadna cuando crezca, pero me encantaría poder compartir con ella la pasión por el deporte y todos sus valores.

     

Patrocinadores Victory Endurance

alessandraaguilar.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×