CONSEJOS

  • A veces considerado un tema tabú, pero es una realidad que nos afecta y mucho. Así que chicas, espero que estos consejos os ayuden y, chicos, en vuestras manos está el ayudarnos a hacerlo más llevadero ;-)

    Está claro que la menstruación no nos afecta a todas las mujeres por igual. Las hay que lo pasan mal los días previos; otras durante; otras antes, durante y después y, otras, tienen la suerte de no enterarse. Incluso, nuestros síntomas varían de unos ciclos menstruales a otros, habiendo meses en los que casi no te enteras y otros en los que te sientes como un trapito. Son pocas las mujeres que tienen la suerte de no experimentar ningún tipo de alteración, molestia o dolor durante la fase previa al ciclo menstrual y durante la duración del mismo. Por regla general, el primer día de la menstruación, lo que nos apetece a la mayor parte de las mujeres, es quedarnos acurrucaditas en el sofá o en la cama, con nuestra mantita, relajadas, sin nada que hacer ni pensar y recibiendo mimitos. Pero, aunque parezca mentira, practicar deporte durante esos días, es la mejor medicina que hay contra las molestias menstruales. Seguro que algunas os estaréis preguntando ¿cómo puede ser eso posible? Pues porque el ejercicio te va a ayudar a disminuir esos “maravillosos” síntomas que sentimos al comienzo de nuestro ciclo menstrual: reduce el dolor; ayuda a disminuir la retención de líquidos, haciendo que esa sensación de hinchazón desaparezca; ayuda a disminuir la ansiedad y nerviosismo que nos producen esos días; además, de ayudarnos a desestresarnos y motivarnos. Durante esos días, correr, montar en bici, hacer elíptica o andar, van a ser tus mejores aliados.

    Os voy a dar una serie de consejos que he aprendido a través de mi experiencia personal y que espero que os ayuden a sobrellevar mejor esos días y, lo más importante, a que podáis seguir disfrutando del deporte que más os gusta.

    • No cambies tu rutina. Intenta mantener tu horario habitual de trabajo y de entrenamiento. Eso ayudará a que la pereza y el malestar no se apoderen de ti. 
    • Intenta quedar con gente para entrenar. El hecho de quedar con amigos, hará que se te olviden un poco las molestias y te motivará para hacer el entreno. Si no puedes quedar con nadie, llévate el iPod y practica deporte al ritmo de la música que más te motive. Yo tengo en el iPod una lista de reproducción con mis canciones cañeras favoritas y eran las que escuchaba en esos días. Otro truquillo si sales a correr, es hacerlo por un circuito que te guste mucho, así también vas entretenida viendo el paisaje. Cualquier cosa para distraer a la mente de las molestias menstruales.
    • Escucha a tu cuerpo. Si te encuentras muy cansada o hinchada, no pasa nada porque cambies el entrenamiento que tenías pensado. Es mejor hacer menos. Que ves que te cuesta mucho correr, pues cámbialo por un poco de bici o camina un rato y, luego, hazte una buena sesión de estiramientos. Lo importante es mantenerte activo. No pasa nada por no hacer lo programado, saber escuchar a tu cuerpo es importante y cuando dice NO, es mejor no forzarlo.
    • Lleva un diario. Os recomiendo, si no lo hacéis ya, que anotéis en una agenda, calendario o teléfono cuando comienza y termina vuestro ciclo menstrual. Esto os ayudará a controlar vuestra regularidad (en el caso de no tenerla, ve al ginecólogo), a conocer vuestros síntomas premenstruales y, lo que es más importante, todo ello te ayudará a prevenirlos y así suavizarlos. De este modo, llevarás muchísimo mejor tu ciclo menstrual.
    • Seguir una dieta sana. Seguir una dieta sana y equilibrada es buena para tu cuerpo y tu salud; pero, además, puede ayudarnos a reducir algunos de los síntomas premenstruales. Una dieta sana, rica en vegetales, frutas y pescados que aporten agua, fibra y ácidos grasos omega-3 con acción antinflamatoria, te ayudarán a retener menos líquidos, sentirte menos hinchada, a reducir el dolor y sentirte menos irascible. A través del diario, conocerás mejor tus síntomas y podrás adelantarte a ellos. Los días previos y durante el ciclo, beber agua embotellada de mineralización débil te ayudará a retener menos líquidos. Durante esos días, come hidratos de carbono integral o en menor cantidad, ya que los hidratos hacen que retengas más líquidos. Intenta comer alimentos ricos en fibra, te ayudaran a retener menos; hierro; calcio, te ayudaran con la retención de líquidos, previenen la fatiga y el decaimiento anímico; y Vitamina B6, que te ayudaran a estabilizar los niveles hormonales. Lo ideal es intentar llevar una alimentación pobre en grasas saturadas y sal para evitar ganar peso y retener líquidos. Otro aspecto que tenemos que intentar controlar, es el de los dulces. Nuestro cuerpo nos pide a gritos dulces y hay veces que tienes la sensación de que solo te sacias si arrasas una pastelería. Yo tengo siempre en casa chocolate negro, por lo que, si me da un arrebato dulcero, tiraba de él. Si veo que el arrebato es de los gordos, me hacía mi súper tarta de chocolate, me comía un buen trozo y me quedaba tan pancha. ¡Hay veces que hay que escuchar el cuerpo! Y, la experiencia me ha enseñado que la única manera de saciar ese deseo dulcero fuerte, es atacando el problema de raíz, me doy un homenaje y problema zanjado.
    • Jengibre. Antes os he hablado de la alimentación y ahora os presento al mejor aliado de todos: el jengibre. La raíz de jengibre tiene muchísimas propiedades y, una de ellas, es su efecto anti inflamatorio. Tomar un poco de raíz de jengibre todos los días, hará que pases casi de puntillas por estos días. Yo llevo años tomándolos y os puedo asegurar que muchos de los molestos síntomas desaparecieron por completo. Lo ideal, comprar la raíz de jengibre y tomártela triturada con un zumo o licuado de frutas. 
    • Ropa. Durante esos días te sientes hinchada, te duelen los pechos y la barriguita parece que se hace más grande por momentos. Por regla general, te ves mal con toda la ropa que te pones. Pero todas tenemos en el armario unas prendas “mágicas” con las que nos sentimos guapas, cómodas, sexys y menos hinchadas. Pues esas prendas mágicas son fundamentales en tu fondo de armario deportivo. Yo tengo mallas, camisetas y sujetadores que son los que me acompañan en esos días. Me siento cómoda con ellas, oprimen lo justo, disimulan bastante, son de colores vivos y me hacen sentir bien y con ganas de salir a correr.
    • Competiciones. Muchas de vosotras a lo mejor aún no os planteáis competir. Pero seguro que otras muchas estáis pensando ¿qué pasa si me toca competir con el ciclo menstrual? ¡Pues no pasa nada! Yo tengo hecho competiciones espectaculares con el periodo y sin él. Al igual que me tengo sentido fatal compitiendo teniendo el periodo, pero sin él también. Cuando te metes en el mundo de la competición, está claro que alguna vez te va a tocar. Así que si es así, no le des vueltas. Ponte el dorsal y sal a comerte el mundo. He tenido compañeras a las que les gustaba competir con el periodo porque decían que les daba garra. Sin ir más lejos, en el Cto. Del Mundo de Moscú, donde finalicé en 5ª posición, me tocó competir con el periodo y, os puedo asegurar que en ningún momento de los 42kms me acordé de él.

    Espero que con estos consejos os ayude a llevar mejor esos días y recordar, ¡qué la menstruación no os pare!

Patrocinadores Victory Endurance

alessandraaguilar.weboficial.net usa cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de usuarios y optimizar su servicio. Para más información lea Política de Cookies. ×